Hermeneuta

Tú, que conoces palmo a palmo 

los antiguos caminos.

Tú, que abres nuevas sendas

y fundes horizontes.

Eres quien navega en las ambiguas

aguas de lo inteligible y lo sensible.

Traduces las emanaciones de la Luz 

en jaspeadas imágenes

destiladas y coaguladas por tu Alma, 

continuamente construyéndose.

Lees, Hermeneuta,

el Libro de la Creación, 

siendo el más grande trovador

de entre los que trovan a lo más Alto. 

Oh, Hermeneuta, 

de repente te convertiste

en mediador, mediación y mediado.

Eres la barca, la navegación y el mar infinito.

– Álvaro González

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.